Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Cómo hacer gel de algas (wakame)

Esta es la bolsa de algas wakame que compré en hipercor para hacer el gel de algas.


Estas son las algas en un plato, para que os hagáis una idea de como son las algas deshidratadas (para quien no las haya visto.)
Primero se ponen en remojo las algas en agua durante 10 minutos. Las proporciones son unos 100 gramos de agua por dos cucharadas de algas. Yo he puesto un poco las proporciones al tun tun. He puesto una bolsa de algas de 50 gramos y las he cubierto con el agua.

Después se cuecen durante 20 minutos (las he tenido 20 minutos a fuego lento una vez que ha empezado a hervir el agua)

Se trituran con una batidora hasta que se hace como una especie de puré.



Ahora se pueden hacer dos cosas. Se puede utilizar el gel así o colarlo con un colador (que es lo que he hecho yo) para quitar los trozos de algas.

Me he ayudado de una cuchara para aplastar el líquido y sacar todo el gel posible para no desperdiciar nada.


Una vez colado todo, he metido el gel en bolsas de cubito ayudándome con un embudo.



Aquí aparece el gel etiquetado listo para meterlo en el congelador.






3 comentarios:

Nuria dijo...

Enhorabuena, muy bien explicado.

ELENA dijo...

Para que sirve una vez congelado?

Eva dijo...

Yo lo utilizo para hacer jabones de sosa, en vez de echar agua le echo los cubitos de gel de algas y los mezclo con la sosa. También le pongo una parte en la traza (cuando ya está prácticamente hecho el jabón) para que no pierda todas las propiedades. Espero haberte contestado lo que querías, si no me lo dices.

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba