Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Malvas.



Esta semana santa hemos aprovechado para recoger del campo algunas plantas que me gustaría enseñaros. Me ha ayudado mucho mi hija Lydia a recogerlas. Estas son malvas, es una planta que puede alcanzar unos 80-100 centímetros de altura. Las flores son de color rosado-malva y cada una de ellas está compuesta por cinco pétalos. Se utiliza para curar catarros, tos, bronquitis, diversas afecciones de las vías respiratorias. En estos casos se aplica en forma de infusión, vaho o jarabe. La malva contiene propiedades cicatrizantes y antisépticas, por lo que ayuda a curar pequeñas quemaduras, y a eliminar pus, picotazos, etc. Yo la he utilizado en un jabón que he hecho para la dermatitis con aceite de caléndula, borago e infusión de malvas. La primera fotografía son las malvas ya secas y la de al lado las malvas recien cogidas.
Infusiones: (lavados oculares, problemas bucales y de garganta)20 gramos de hojas y flores por litro de agua. Hervir y dejar reposar durante 15 minutos.
Cataplasmas: (hemorroides). Hervir las hojas durante un par de minutos, envolver en un paño y aplicar la zona a tratar.
Vahos: Hervir un puñado grande de hojas en 1 litro de agua.
Recolección: Las partes utilizadas son las hojas y las flores. Las flores se recogen cuando han florecido totalmente y, para conservarlas durante todo el año, se ponen a secar enseguida, bien esparcidas. Una vez secas, deben conservar su color azulado original. Secarlas en un lugar seco y sombrío y, después, guardarlas en tarros o envueltas en paños.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba