Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Mantecas

MANTECA DE CACAO:

cacao

Árbol tropical que puede medir de 4 a12 m de altura, el cacaotero produce mas o menos 150 frutas por año. Estas frutas, llamadas mazorcas, cuyo color varia del amarillo al anaranjado, encierran unas 3 decenas de habas de cacao mas o menos grandes, largas o planas dependiendo de la variedad.

A nivel dermatológico la manteca de cacao deja una capa protectora que mantiene la humedad de la piel, haciendo de este ingrediente un buen suavizante.Actúa como protector de la piel, puesto que al aplicarla forma una barrera sobre la misma.

Se funde a la temperatura corporal. Es muy fácil de extender sobre la piel. Sus virtudes son emolientes y lubricantes. Es muy utilizada en la elaboración de cremas y lociones limpiadoras.
La manteca de cacao es una mezcla de estearina, palmitina, oleína, laurina, linoleína y trazas de otros glicéridos.
Es excelente para tratar zonas resecas y ásperas. Es emoliente y suavizante, ejerciendo una acción antiarrugas y antiestrías. Usada en jabones aporta humectación y dureza.
Se puede usar hasta un 15% del total de aceites. No se recomienda pasar de esta cantidad ya que el jabón puede resultar demasiado duro y quebradizo.

MANTECA DE KARITÉ:

frutos-de-karite_500

 

Se obtiene de las semillas del fruto del Butyrospermum parkii (Karité) árbol que crece en forma salvaje en una amplia zona del centro de África. El fruto maduro contiene dos o tres semillas, de las cuales se extrae la manteca de color marfil llamada en español “Manteca de Karité” y en inglés “Shea butter”.Su composición es muy compleja, y se pueden identificar los ácidos palmítico, esteárico, oleico, linoleico, así como una original fracción insaponificable que le confiere una gran capacidad hidratante y emoliente.
Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA.
Es anti-irritante por excelencia, lo que conviene notablemente a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y cuperosis.
Es también de gran interés para el cuidado de la piel masculina, para después del afeitado. La manteca, que se obtiene de la maceración del fruto, ha sido durante mucho tiempo el único cosmético de las mujeres africanas, que lo viene utilizando como poderoso hidratante nutritivo, para evitar la descamación de la piel, así como para cuidar y proteger los cabellos secos y estropeados.Es utilizado habitualmente, y con sorprendentes resultados, como alternativa natural a la cortisona, en casos de dermatitis atópica o eccema incluso en los más pequeños de la casa. Muy rica en ácidos grasos insaturados, la manteca de karité es un regenerador celular natural con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías , así como protector para labios y zonas especialmente sensibles.

Propiedades y aplicaciones

La manteca de karité destaca por su intenso y duradero poder hidratante en rostro y cuerpo. Mejora la elasticidad de la piel por sus propiedades nutritivas y alto contenido en vitamina F, componente vital de las membranas celulares. La carencia de esta vitamina se advierte por el enrojecimiento de la piel, su descamación y por la sequedad en uñas y cabello.

La manteca de karité es muy adecuada para tratar los labios resecos por el frío, a los que aporta un atractivo brillo, y la nariz irritada por las alergias de primavera o los resfriados de invierno.

Posee un importante efecto antiestrías y antiarrugas , cuyo efecto se advierte en pocas semanas. Su uso continuado garantiza los efectos preventivos en el envejecimiento de la piel.

Una cucharada de karité en el baño caliente extenderá una fina capa invisible por todo el cuerpo, que quedará terso y con un suave aspecto satinado. Como relajante , basta con masajear brazos y muslos para obtener una sensación instantánea de bienestar muscular.

La manteca de karité es muy efectiva en articulaciones de codos y rodillas, dedos de los pies, talones y uñas, por lo que es muy recomendable para antes y después del ejercicio deportivo . También es muy adecuada su aplicación en la cara tras el afeitado.

El karité actúa como potente agente protector y regenerador de cabellos secos y estropeados. También se puede utilizar como mascarilla capilar antes del baño.
Sobre el cabello se puede aplicar como “baño de crema” o como abrillantador después que esté seco. Por si sola restaura en forma profunda la estructura capilar, otorgando brillo, suavidad y volumen.

Es uno de los aceites que combinan maravillosamente con los aceites esenciales y permite la penetración temporizada de estos, lo que hace de la Manteca de Karité un producto ideal para masaje terapéutico, formulaciones balsámicas, tratamiento de dolores articulares, y muchos otros usos. Proporciona bienestar y protección a la piel. La manteca de Karité es adecuada para el cuidado de la piel en climas secos o de frío extremo, así cuando se está expuesto a factores irritantes como el viento, el agua salada o clorada.
No hay límite de edad para beneficiarse de sus propiedades. Protege la piel del bebé y hasta la de los ancianos de avanzada edad
No es comedogénica (o sea que no produce granitos) por lo que se puede usar aún en presencia de acné o pieles naturalmente grasas.

MANTECA DE MANGO:

La mata de mango es originaria del Sur de Asia, su follaje es denso y verde oscuro. Mide mas o menos 15 metros y da un centenar de frutas por años. Fue introducido en África, y en América del Sur, alrededor del siglo XVI. Hoy es cultivado en las regiones tropicales por su fruta. Existen mas de 1000 variedades de mango, pero solo unas decenas son comercializadas (las mas apreciadas son la Amélie, la Kent, el Keitt y la Tommy Atkins).

Beneficios nutricionales: El mango es una de las frutas mas ricas en caroteno o pro vitamina A (3 mg/100 g), la cual, mas tarde se transforma en vitamina A en el intestino. Este índice aumenta con la maduración de la fruta. También es rica en vitamina C: 44 mg/100 g, o sea un índice comparable al de los cítricos (naranja, toronja). Contrariamente a lo que pasa con la pro vitamina A, el índice de vitamina C decrece cuando la fruta madura. Rica en vitaminas de propiedades antioxidantes y en fibras, el mango forma parte de los vegetales recomendados en la alimentación. Su acción preventiva lucha eficazmente contra el envejecimiento prematuro de las células provocado por algunos canceres y la aterosclerosis. Consumido bien madura, esta deliciosa fruta es tolerada por todos los organismos, aun aquellos cuyo sistema es delicado.

Propiedades cosméticas :La manteca de Mango es tropical y tiene una composición similar a la de  Karite y a la del cacao, sin embargo el contenido de ácidos grasos es ligeramente diferente y aumenta el espectro de AGEs naturales, antioxidantes y vitaminas. Huele a nuez dulce y en su forma pura, por lo general tiene un cálido color crema y es salida a temperatura ambiente. Asimismo, se derrite a temperatura corporal o al contacto con la piel y se dispersa sin problemas, proporcionando protección y una delicada capa emoliente. Esta manteca preciada, prensada en frío y extraída de la semilla de mango, se ha utilizado tradicionalmente por sus propiedades suavizantes y protectoras de la piel. Por su capacidad de restaurar la flexibilidad, la manteca de mango es conocida como uno de los mejores aceites del planeta. No es graso, se absorbe fácilmente y proporciona protección natural contra las agresiones del entorno. Sus propiedades emolientes y su gran capacidad antioxidante se atribuyen a su alto contenido insaponificable.  La  manteca de mango, es rica en nutrientes y tiene un alto contenido en vitaminas A y C, que cuentan con propiedades antienvejecimiento. También  es rica en ácidos grasos de cadenas largas, beneficiosas para el cabello: nutren el pelo, lo hidratan y protegen, reparan su estructura dañada,contribuyen a restablecer la película protectora, compuesta de agua y de lípidos que cubre el cabello, nutren la raíz del cabello así como el cuero cabelludo. Gracias a su acción en profundidad, la manteca hace revivir su pelo, recobra suavidad y brillo.

 Resumen de los beneficios:
– Efectivamente trata la piel seca
– Sana erupciones cutáneas
– Ayuda a desaparecer manchas y líneas de expresión.
– Alivia el picor de piel
– Sana quemaduras de sol
– Excelente en cremas de afeitar
– Trata pequeñas heridas y grietas en la piel.
– Hidrata y suaviza la piel áspera y dura.
– Evita las estrías durante el embarazo
– Sana fatiga muscular, dolores y tensión
– Trata dermatitis y eczema

Conservación: Para prolongar su vida útil, almacenar en un lugar oscuro y fresco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba