Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Jabón de manteca de karité

 

Jabón de manteca de karité Es un  jabón suave.

INGREDIENTES:

- Aceite de oliva: El aceite de oliva es una fuente muy rica en ácidos grasos esenciales que contribuyen a restaurar los niveles naturales de humedad de la piel. También tiene propiedades suavizantes, relajantes y tonificantes. . El aceite de oliva tiene innumerables propiedades cosméticas: restaura los niveles de humedad de la piel, reconstruye las membranas celulares de la piel, tonifica la epidermis y le da firmeza y protege la piel contra agentes ambientales externos.

- Aceite de coco: Se emplea fundamentalmente como humectante (en forma de jabones) y actúa sobre la piel como una capa protectora ayudando a retener la humedad. Actúa como un aceite suave y sedoso muy recomendado para piel irritada e inflamada y también se recomienda para aquellas personas que tienen una piel sensitiva.

- Aceite de palmiste: El aceite de hueso de palma tiene propiedades similares al aceite de coco. Se usa comúnmente en su lugar por la estupenda espuma que proporciona en el jabón. Es rico en ácido láurico.

- Aceite de ricino: Es enriquecedor y calmante. En el jabón proporciona buena espuma.

- Manteca de karité: Muy rica en ácidos grasos insaturados, la manteca de karité es un regenerador celular natural con grandes propiedades suavizantes y reestructurantes en arrugas y estrías , así como protector para labios y zonas especialmente sensibles. Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA.
Es anti-irritante por excelencia, lo que conviene notablemente a las pieles que enrojecen con facilidad, con tendencia alérgica y cuperosis.

- Glicerina: La glicerina es un producto empleado para la elaboración del jabón y se obtiene fundiendo aceites y grasas en un medio alcalino.Es un liquido totalmente inodoro, falto de color y transparente; se usa como bactericida, suavizante y lubricante, pues, en cantidades adecuadas conserva y mantiene la humedad natural.

- Aceite esencial de lavanda: relaja, tonifica, aumenta la elasticidad de los tejidos, ayuda a cicatrizar y a regenerar las células, descongestiona las pieles cansadas y repara las sensibles o alérgicas.

- Aceite esencial de azahar: contribuye a regenerar las células cutáneas. También ayuda en casos de acné, estrías y cicatrices.

  -Vitamina E: su acción antioxidante, rejuvenecedora y protectora de los radicales libres que causan el envejecimiento, la pone como una de las grandes aliadas para la belleza del cutis.

- Agua destilada

- Sosa

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba