Bienvenidos al apasionante mundo de los jabones, la cosmética natural y las velas aromáticas.

Me dedico a la elaboración artesanal de jabones 100% naturales. Todos mis jabones están pensados para solucionar algunos problemas de la piel, por eso están elaborados aprovechando las propiedades terapéuticas de las plantas (fitoterapia): ya sea mediante infusiones, geles o la micronización planta en polvo). A estas plantas les añado unos aceites básicos (imprescindibles para la elaboración de los jabones: el aceite base principal que utilizo es el de oliva, pero también uso aceite de rosa mosqueta, argán, manteca de karité, aguacate, avellana, coco, etc. ), aprovecho las propiedades de los aceites esenciales (aromaterapia). También elaboro cosmética natural: bálsamos labiales, contorno de ojos, crema facial, tónico facial, crema de manos, crema corporal, bombas de baño, barras de masaje, etc.Otra de mis aficiones es hacer velas aromáticas, aprovechando los recursos que nos da la naturaleza: pétalos de rosa, café, flor de lavanda, té, chocolate, etc. Hago cestas para Navidad, día de los enamorados, día de la madre, regalitos para bodas, cumpleaños, comuniones, bautizos, etc.He hecho varios cursos de jabones, uno de cosmética natural y otro de velas.

Tutorial de cómo hacer jabón


Voy a intentar hacer un paso a paso con fotos, para que veáis cómo se hace el jabón. En primer lugar se tiene que formular la receta que quieres hacer, para ello es muy importante contar con la calculadora de saponización que está en esta página:
http://calc.mendrulandia.es/

Una vez que tenemos preparados todos los ingredientes, lo más importante a la hora de hacer jabón son las medidas de seguridad. Tenemos que llevar gafas y guantes en todo el proceso porque la sosa en contacto con el agua nos puede producir quemaduras.


El jabón que he preparado es un jabón de hierbabuena. Lo primero que he hecho ha sido una infusión de hierbabuena que he congelado en cubitos. Se pesa la cantidad que necesitas y se echa en un bol.









Esta es la sosa que utilizo es la más pura que hay y es ideal para hacer los jabones. He utilizado de otras marcas, en escamas y se deshacía fatal.
















Se pesa la cantidad exacta de sosa en un báscula que pese en gramos, porque es muy importante poner las cantidades exactas tanto de aceites como de sosa.

















Se echa la sosa en la infusión (o en el agua) y se remueve hasta que se mezclen totalmente. Hay que tener cuidado en este proceso porque se produce una reacción exotérmica (gran desprendimiento de calor) y se emanan unos gases tóxicos. Por eso es mejor mezclarlo en un sitio al aire libre, para no tener problemas. Y lo dejamos para que se vaya enfriando un poco.







Mientras, vamos preparando los colorantes que queremos utilizar, yo he deshecho el blanco que es dióxido de titanio en aceite (porque es soluble en aceite) y el verde en agua (soluble al agua).









Después he mezclado todos los aceites. Los aceites duros ( en este caso coco, aceite de hueso de palma y manteca de karité) los he metido previamente al microondas para que se deshicieran.










Después cuando el agua y la sosa están a una temperatura similar a los aceites se mezclan, con mucho cuidado para que no salpique.













Y se empieza a mezclar con la batidora. Hasta que adquiere la textura de unas natillas. Entonces es cuando se le añade el aroma, los aceites del sobreengrasado. Este tiene un 8%.










Se separa en dos partes (porque lo quiero hacer verde y blanco y se añaden los colorantes que habíamos preparado anteriormente. Se remueve y se empieza a echar en el molde.












Primero he echado el color verde.














Después, he añadido el blanco.











Y encima otra vez el verde y con una cucharilla he hecho unos firulillos (mezclar con una cuchara la parte de arriba con la de abajo para hacer dibujos).
Una vez que tengamos el jabón en el molde, hay que taparlo (hay que abrigarlo muy bien, yo lo hago con una manta vieja.





Transcurridas de 12 a 24 horas, se desmolda y se corta en trozos.











6 comentarios:

Las PacaS dijo...

¡menudo lavado de imagen!!! claro con tanto jabón...jajaja. Como te has dejado mangonear de esta forma...
besitos.

Eva dijo...

Y que lo digas, estoy como niño con zapatos nuevos. Con ganas de entrar para ver cuál es la sorpresa que tengo preparada

Pilar Cervantes dijo...

Hola, Eva, entonce si yo quiero hacer mi primer jabón, lo puedo hacer sin horno?? y sin microondas??? y en 24 hrs. está listo??
Gracias...
Es que quiero hacer mi primer jabón con sosa..

Eva dijo...

Hola Pilar:
El jabón en frío no necesita ni horno ni microondas, pero tiene la desventaja de que se tiene que esperar hasta usarlo cuatro semanas más o menos. LOs que hacen el jabón en caliente, primero hacen el jabón en frío y luego lo pasan por microondas o por horno y se hace el jabón en caliente que está listo en cuanto se seque, porque es más líquido que el otro. Si tienes alguna duda me preguntas.

Anonymous dijo...

Me gustaria saber exactamente...en que se basa o lo de en frio o caliente...yo actualemte hago a base de glycerina en el microhondas...

Eva dijo...

Hola, tú lo que haces es derretir un jabón que ya está hecho (base de glicerina) y le añades algunos ingredientes. Un jabón en frío es cuando mezclas los aceites con la lejía (el paso a paso que yo he hecho). Cuando quieres hacer un jabón en caliente, lo que haces es que una vez hecho el jabón. Lo enmoldas como lo he hecho yo y metes el molde al horno dos horas. La ventaja de hacerlo en caliente es que lo puedes utilizar en dos o tres días o al momento. Con el jabón en frío hay que esperar un mes para utilizarlo. Espero haberte aclarado las dudas.

Publicar un comentario en la entrada

 
ir arriba